Get quotes from multiple Houston movers

We'll match you with great companies at great prices.

16 consejos para una mudanza libre de estrés con niños o mascotas


Mudarse con niños y mascotas puede aumentar su estrés, pero con un poco de planeación, puede evitar que se tensen sus nervios. Pruebe estos consejos para una mudanza libre de estrés con niños o mascotas.


Mudanza en el tiempo correcto

Rara vez hay un tiempo ideal para reubicarse a una nueva ciudad o lugar, aunque hay ciertos momentos que pueden añadir aún más estrés al problema. Si está pasando por un divorcio o el duelo de un fallecimiento familiar, tanto los niños como las mascotas sentirán cierta ansiedad. De ser posible, posponga la mudanza hasta que todos estén más estables y menos ansiosos.


Prepare a sus hijos

Sus hijos necesitarán tiempo para prepararse emocionalmente para mudarse a una nueva ciudad, lejos de todo lo que conocen. Hable con ellos sobre sus sentimientos. Explique por qué se están mudando. Dígales las cosas emocionantes que pueden esperar en la nueva comunidad. Enfatice los cambios positivos al igual que las similitudes entre su casa nueva y la antigua.


Percátese de lo que sigue igual

Mudarse con niños y mascotas es estresante porque lo desconocido es aterrador. Recuérdeles qué es lo que no va a cambiar. Mencione qué es lo que se mantendrá igual en sus vidas. Dígales que mantendrán las tradiciones familiares. Recuérdeles que aún tendrán accesos a lugares como la biblioteca o la piscina comunitaria, y que sus abuelos y amigos los seguirán visitando.


Aclimate a las mascotas

Cuando le esté recordando a los demás sobre las cosas familiares, piense en sus mascotas también. Mantenga su entorno tan familiar como sea posible en su nuevo hogar. Antes de mudarse, acostúmbrelos a sus jaulas, transportadores, automóvil o cómo sea que se estarán trasladando (especialmente si sólo están acostumbrados a estas cosas al visitar el veterinario).


Ofrézcales opciones a los niños

Al mudarse con niños, alivie su estrés dándoles opciones durante el proceso. Permítales elegir su habitación o un nuevo color de pintura. Pídales su opinión en cuanto a la colocación de muebles o qué fotografías colgar en las paredes. Entre más empoderados se sientan, más emocionados estarán por la mudanza.


Empaque ciertas cosas en secreto

En el caos de la mudanza, los niños con estrés pueden tener algunas reacciones emocionales inesperadas. Un juguete que no han tocado en meses podría convertirse repentinamente en algo con lo que no pueden vivir, lo cual puede sabotear los esfuerzos de empacado. Si esto suena probable, probablemente quiera adelantarse un poco mientras los niños duermen.


No rechace la ayuda

Al mudarse con niños o mascotas, necesitará ayuda. Si un amigo o familiar se ofrece a ayudar en cualquier momento, acéptela. No tienen que empacar o mover cajas. Basta con entretener a los niños o mantener ocupadas a las mascotas mientras usted se encarga de la mudanza para ser de gran ayuda.


Decir adiós es importante

Entre los consejos más importantes para una mudanza es dar tiempo suficiente para que sus hijos se despidan. Irse será difícil para ellos. Deles el tiempo necesario para procesar la partida. Considere organizar una fiesta de despedida o un tour final de la casa para ayudarles a adaptarse.


Haga planes para mantenerse en contacto

Asegúrese que sus hijos puedan mantenerse en contacto con sus amigos. La tecnología facilita mucho esto, así que asegúrese de tener los correos electrónicos, números celulares y otra información de contacto. No olvide planear los viajes de regreso y visitas personales.


Organice sus documentos

Antes de su mudanza, deberá asegurarse que todo esté en orden para transferir los expedientes médicos, registros escolares y otros documentos importantes de sus hijos (al igual que los expedientes veterinarios de sus mascotas). Asegúrese de tener todos los documentos legales a la mano. No querrá buscar entre todas sus cajas o retrasar la mudanza debido a esto.


Contrate un servicio de mudanza

Para disminuir el estrés, debe elegir una compañía de mudanza reconocida para encargarse de todo el trabajo pesado. Un buen equipo de mudanza será eficiente (más de lo que usted podrá serlo). Podría inclusive ahorrarle suficiente tiempo para llevar a sus hijos de paseo mientras alguien más supervisa la mudanza.


Traiga sus mascotas con usted

Mudarse con mascotas puede ser difícil tanto para humanos como animales. Para facilitarlo, asegúrese que sus mascotas viajen con usted de ser posible. Esto disminuirá tanto el estrés de ellos como el suyo. Puede ser de utilidad cubrir el transportador de su mascota con una sábana o cobertor, para evitar que se asusten por el entorno desconocido.


Reserve cuartos de hotel

Al mudarse con sus hijos y mascotas, es importante reservar su hotel con tiempo suficiente. No espere que los hoteles tengan disponibilidad. Investigue con tiempo. Si tiene mascotas, asegúrese que el hotel las permita en la habitación. Si sus hijos disfrutan nadar, busque un hotel con una piscina para que tengan algo qué esperar después del viaje. Confirme la reservación antes de salir.


Priorice desempacar las habitaciones de los niños

Los niños pueden sentirse cómodos con su nuevo entorno si desempaca sus habitaciones primero. Arme sus camas y el área de juegos tan pronto llegue. Considere hacer lo mismo para sus mascotas. Aliste su espacio con comida, agua y juguetes.


Mantenga las rutinas

Otro consejo clave en las mudanzas en mantener las rutinas. Mudarse a un nuevo hogar puede tentarlo a abandonar sus actividades diarias típicas y optar por desempacar o limpiar. Manténgase lo más apegado a su rutina como pueda en los días después de la mudanza. Esto aplica tanto para niños como mascotas. Pasee a su perro a la misma hora. Si tiene un día específico para ir a la biblioteca con sus hijos, sígalo haciendo. Prepare las comidas a la misma hora. Esto ayudará a devolver todo a la normalidad.


Mantenga el equilibrio y la calma

El consejo más importante al mudarse: mantenga la calma. Los niños y mascotas pueden tornarse nerviosos o ansioso según lo que usted sienta, lo cual aumentará su estrés. Si usted llega a sentirse abrumado, haga lo posible por mantener una actitud sana y alegre, aunque no esté al 100%. Cuide de sí mismo. Esto también le ayudará a relajar a sus hijos y mascotas.


Sin duda, mudarse es difícil. Estos consejos para mudarse con niños y mascotas harán que la reubicación sea menos complicada.

Get quotes from multiple Houston movers

We'll match you with great companies at great prices.